Cine y Caderas

ANALISIS DE JULIO CESAR, DE SHAKESPEARE, DE MANKIEWICZ

Hoy voy a hablaros de cine. Del cine que hicieron grandes artistas, en momentos de inspiración suprema.

 

Joseph Leo Mankiewicz dejó una lista de películas inolvidables, y en mi opinión, es el mejor y más importante director de la Historia del Cine.

 

 

Julio César es una de las grandes adaptaciones del "poeta", pero no es la única. Los Hamlet de Olivier y de Branagh, el Ricardo III de Ian McKellen, el "Looking for Richard" de Pacino, el soberbio aunque vapuleado "Much Adoo About Nothing" de Branagh, otra vez el Mercader de Venecia de Jeremy Irons ("If you poison us, do we not die?" extraordinario Shyllock de Pacino), el Othello de Fishburne o el más vehemente Enrique V de Branagh, todas ellas películas interesantísimas, nos confirman que las obras de Shakespeare resultan absolutamente compatibles con el séptimo arte.

 

 

Los actores:

 

http://cineycaderas.blogspot.es/img/juliuscaesar1.jpg 

 

John Gielgud encarna al sutil y maquiavélico Casio. Es Gielgud actor poco valorado en el cine, pero  leyenda inmortal en el teatro británico. Su "creación", como se dice ahora, de Casio es una de las más perfectas que se han llevado nunca a la pantalla. Su voz es profunda, su declamación es perfecta, su forma de moverse, incluso la premeditada exageración son sublimes. Si en algún lugar del mundo alguien enseña a otros cómo actuar (cosa que, viendo las películas que se hacen últimamente, dudamos) debería ser preciso obligar a los alumnos a ver el Casio de John Gielgud en Julio César. Es, en mi opinión, el mejor actor de la película.

 

 http://cineycaderas.blogspot.es/img/juliuscaesar7.jpg 

 

(No os pongáis paranoicos. Julio César es una película en blanco y negro. Es solamente que en aquellos años había gente muy paciente que coloreaba las fotos. No empecéis a darle la brasa al de la videoteca pidiéndole "Julio César la versión en color", ¿Vale? Que ya nos conocemos...)

 

 

James Mason es Bruto, o Marco Bruto, para ser más exactos. Mason siempre fue un actor contenido. Ah, qué difícil es ser contenido sin caer en la sosez o el aburrimiento. Solamente los muy grandes actores pueden realizar una interpretación rica en matices y llegar a conmover sin caer en el histrionismo. De todos los actores "contenidos" de la historia, seguramente Mason es el mejor. Su voz modulada nos provoca interés, queremos seguir oyéndole hablar, queremos que gane.

 

Pero no os equivoquéis, Mason no es un "bueno siempre", como James Stewart, Paul Newman o John Wayne.

 

Mason es bueno cuando quiere, es Bruto, es la conciencia, el honor, el servicio a la verdad en Julio César, pero también es un pervertido en "Lolita", un nazi sin escrúpulos en "Los Niños del Brasil" un espía mercenario y acomplejado en "Cicerón", un abogado viejo, cabrón y retorcido en "Veredicto Final", o el mejor malo de la historia del cine en "El Prisionero de Zenda". 

 

Pero aquí, en Julio César, fue Bruto. Y su interpretación quedó para la historia del cine.

 

Y ahora, voy a granjearme unos cuantos enemigos con mis próximas opiniones.

 

No lo hago a propósito, de verdad, me sale sin querer. De los Beatles, siempre preferí a Paul antes que a John. Siempre me cayó mejor Golda Meir que Arafat, y ya sabéis que me gusta más Jennifer Love Hewitt que Kate Moss. No puedo evitarlo.

 

http://cineycaderas.blogspot.es/img/juliuscaesar6.jpg 

 

En mi opinión, Marlon Brando rompe la armonía de Julio César, y su interpretación es desmedida y totalmente improcedente.

 

 

Por ejemplo, antes de que maten a César, Marco Antonio, el personaje de Brando, es un bon vivant, un tipo frívolo que se divierte por las noches y no madruga, un vividor, un cachondo, un hedonista al que solo le gusta pasarlo bien y divertirse.

 

http://cineycaderas.blogspot.es/img/juliuscaesar9.jpg 

 

Pero por favor, ¿Alguien puede explicarme como un personaje así, que vive en la diversión parrandera y la juerga PUEDE TENER ESA CARA DE MALA HOSTIA?

 

Él actúa "a lo Brando", monta su show (muy apreciado por la mayoría) e interpreta a su manera (una manera que a mí nunca me ha gustado).

 

Escuchando las voces de Gielgud y Mason, e incluso la de Louis Calhern, que encarna a César, uno no puede por menos que notar cierto chirrido con la voz nasal de Pato Donald que tiene Brando, lo siento.

 

¿Su discurso de Marco Antonio? Es el mejor discurso que le puedan dar a interpretar a un actor en la historia del cine o del teatro. Sirve más para el lucimiento que el mejor monólogo de Hamlet o de La Vida es Sueño. Claro que es una escena hermosa. Cualquier actor medianamente competente saca petróleo de esa escena.

 

En mi opinión, Marlon Brando es el actor más sobrevalorado de la historia del cine, y de Julio César, para mí es lo único objetable.

 

En un breve inciso, mencionar a Miklos Rosza. Miklos es el mejor compositor de bandas sonoras de la historia del Cine, y aunque "Julio César" no es su mejor obra, sabe como dar la fuerza necesaria a las escenas más grandilocuentes, y se queda mudo en los momentos en los que los actores hablan las cosas importantes. Simplemente perfecto.

 

Los personajes.

 

http://cineycaderas.blogspot.es/img/juliuscaesr15.jpg 

 

 

Personas más sabias y más importantes que yo han escrito sobre los personajes shakespearianos todo lo que pueda escribirse.

 

Y como dice Antonio:

 

"I will not do them wrong" (No les haré ningún mal)

 

Pero, como esto de escribir en los blogs es gratis, y por supuesto no tenéis por qué leerlo, pues ahí voy.

 

La obra de Julio César es una reflexión magistral sobre el poder. No es una historia de Roma, ya que Shakespeare toma a César como podría haber tomado a cualquier otro personaje histórico notable.

 

Es sobre el poder político y sobre cómo las personas reaccionan ante él.

 

http://cineycaderas.blogspot.es/img/juliuscaesar3.jpg 

 

Julio César. El gran césar, héroe militar, populista, con pretensiones de gobernar como un monarca.

 

 

 Es repulsivo, de verdad. Sale a la gran plaza y rechaza la corona de monarca (un gesto, eso es solamente un gesto) pero sus soldados silencian a los opositores a espadazos.

 

Sí, esos opositores que cuando empieza la obra, andan por las calles convenciendo al pueblo de que no vaya a festejar - y es que, amigos, el principio de Julio César es, simplemente, insuperable - y se dirigen a la gente y le dicen:

 

 

Wherefore rejoice? What conquest brings he home?

What tributaries follow him to Rome,

To grace in captive bonds his chariot-wheels?

You blocks, you stones, you worse than senseless things!

 

(¿Por qué el júbilo? ¿Qué conquistas trae a casa? ¿Qué tributarios le siguen a Roma, adornando con los lazos de su cautiverio las ruedas de su carroza? Vosotros, idiotas, pedruscos peores que cosas insensibles....)

 

Ah, Señor, ¿Por qué la gente ya no habla así?

 

El caso es que estos señores, con su retórica, están hablando mal de César en las calles, están mostrando su desacuerdo con César, por matar a Pompeyo.

 

Y llegan los soldados romanos del "buen César" y se los cargan.

 

La figura de César es universal, desgraciadamente. Es el político que se dice "del pueblo", cuando el solo aliento del pueblo le produce arcadas. Desprecia a la masa y desea el poder por encima de todo. Es demagogo y buenrollista, y según dice luego Marco Antonio de él, "cuando el pueblo pasa hambre, César llora".

 

En otras palabras, es un trepa cabrón y ambicioso de mierda, que no se irá del poder nunca.

 

Además, es prepotente y chulo hasta más no poder, ya que el ciego le avisa: "Cuidado con los idus de Marzo", su mujer le avisa "No vayas a la asamblea, me da mal rollo", los espíritus le avisan "Abrieron a un animal y no hallaron el corazón en él" y él nada, se presenta en el palacio con un par. Pues toma.

 

Casio:

 

Su personaje es taimado, siempre se ha dicho. Es inteligente al advertir la situación, extraordinariamente lúcido, y está resentido con César. Aparentemente, tiene razón en estarlo, ya que de jóvenes nunca demostró César ser más ni mejor hombre que Casio...

 

Ahora bien, y por decirlo coloquialmente, ¿Lo que le jode es que alguien llegue a ser emperador y mandar, o que esa persona no sea él mismo?

 

Ahí está la cuestión. A Casio no le disgusta que Roma se convierta en una dictadura, lo que le disgusta es NO SER ÉL EL DICTADOR.

 

Pero como sabe que no tiene "la talla" suficiente, (En política, lo de la talla y el carisma siempre ha contado, no creáis) tiene que manipular a otro que sí la tenga, alguien noble que crea que tiene que hacer desaparecer a César por el bien de Roma.

 

Efectivamente, Casio es despreciable, porque una vez muerto César, intentará manipular a Bruto, convenciéndole para que tape sus pequeñas corruptelas. No quiere el fin de la dictadura, solamente un régimen en el que él pueda meter la mano.

 

Pero, ¿Cómo puede un personaje tan, digamos turbio como Casio, manipular a alguien como Bruto, que no es precisamente un bobo? Ahora lo veremos.

 

 

 

http://cineycaderas.blogspot.es/img/juliuscaesar8.jpg 

 

  

Bruto:

 

Pobre Bruto. Noble y honrado, empieza a asquearle ver a César acabar con la libertad de Roma y convertirla en una dictadura.

 

No quiere traicionar a César, no desea serle infiel, no quiere quitarle lo que él tiene. Quiere librar a Roma de la dictadura.

 

Es Casio, ese despreciable cabrón que conoce la naturaleza humana mejor que nadie, quien sabe tocar el único punto débil de Bruto: la vanidad. Casio, manipulador inquietante, llena la casa de Bruto de "anónimos", en los que el pueblo le pide que tome el poder, que cambie las cosas.

 

 

http://cineycaderas.blogspot.es/img/juliuscaesar2.jpg 

 

La vanidad. ¿Quién no se sentiría halagado e inmensamente capaz de cambiarlo todo cuando te lo pide el pueblo?

 

Así que Bruto se pone a la cabeza del complot, y es honesto, lo hace por Roma.

 

Y no quiere matar también a Antonio. Solamente acabar con César, acabar con el mal, con la dictadura, con la ambición.

 

César, en su prepotencia, no puede imaginar que se alzarán contra él.

 

"A nadie temo. Por siempre soy César"

 

Cuando le acuchillan, en uno de los momentos cumbres de la historia del cine, se acerca a Bruto/Mason, y recibe de éste la puñalada final.

 

http://cineycaderas.blogspot.es/img/juliuscaesar4.jpg 

 

"Et tu, Brute? Then fall, Caesar"

 

(¿También tú, Bruto?, Muere entonces, César. O bien "Cae entonces, César")

 

Sí, chicos, son escenas como estas las que nos hicieron amar el Cine.

 

Ya han matado a César, y entonces Bruto, habla al pueblo:http://cineycaderas.blogspot.es/img/juliuscaesar5.jpg

 

"Not that I loved Caesar less, but that I loved Rome more".

 

"No porque amara a César menos sino porque amaba a Roma más"

 

Y lo dice en serio. Lo piensa. Y se gana a la audiencia cuando dice:

 

"¿Quién hay aquí tan abyecto que quiera ser esclavo? ¿Quién hay aquí tan vil que no ame a su patria? Si hay alguno que hable, pues a él he ofendido"

 

 

 Ideas limpias y nobles por parte de Bruto. Habladas al pueblo por un hombre honrado.

 

Como dicen las marujas "No pasan más cosas porque Dios no quiere".

 

No podía terminar bien, Bruto. Rodeado de políticos ambiciosos, en tu bando y en el contrario.

 

Porque frente al noble Bruto, se alza Marco Antonio, y como suele decirse "A este hay que echarle de comer aparte".

 

 

 Marco Antonio es el delfín, el frívolo que "no quiere meterse en política".

 

Y una mierda. Marco Antonio es un militar, es un adulador de Julio César, y si no quiere meterse más de lo debido en las conspiraciones palaciegas, es por que no ve que pueda sacar algo en claro de ello.

 

Pero cuando llega el momento de medrar, no hay nadie más afilado que Marco Antonio.

 

Su discurso, tras la muerte de César, es una obra maestra de la retórica.

 

"Friends, romen, country men, lend me your ears".

 

http://cineycaderas.blogspot.es/img/juliuscaesar16.jpg 

 

 

Pero no nos hagamos líos. Ese discurso es magistral en cuanto a manipulación y engaño. Si uno lo analiza desde un punto de vista moral, es totalmente vomitivo.

 

Antonio elogia a César como dictador en realidad. Dice que no era ambicioso porque "compartía el dinero cobrado a otros países como rescate por sus guerreros más nobles". Manda huevos, o sea que compartía con el pueblo los beneficios logrados militarmente con el ejército de Roma. Y se pone una medalla.

 

Pero lo mejor es cuando dice "Si el pueblo pasaba hambre, César lloraba". Esto es una mezcla de dictador bananero con top model medio retrasada. ¡Qué sentido de la anticipación del bardo! ¿No os parece? 

 

Es fascinante ver como Antonio va encendiendo la mecha de la indignación en un pueblo inculto e ignorante, capaz de seguir al primer demagogo que enlace cuatro frases bien hechas. (Dios, ¿De verdad Shakespeare era un poeta, o veía el futuro en una bola de cristal?)

 

Después, una vez conseguido el poder, Antonio se olvida del pueblo, conspira para eliminar a los pocos políticos honrados que quedan a su alrededor, y para cepillarse, como hacen todos los dictadores, a los que les ayudaron a llegar al poder.

 

Al menos, tiene un gesto honrado, y es reconocer, ante el cadáver de Bruto, al final de la obra, la valía de éste. Y como es Shakespeare, no lo hace de cualquier manera, lo hace con esta frase, que cierra la obra:

 

Su vida fue pura, y los elementos que la constituían se combinaron de tal modo, que la naturaleza, irguiéndose, puede decir al mundo entero: "¡Éste era un hombre! "

 

 

Casi nada...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

Antes que nada, felicitaros por este artículo. Simplemente brillante, además de una agradable sorpresa. No está de mas alimentar de vez en cuando el cerebro de arriba, aunque es el de abajo el que estamos pretendiendo estimular, cuando entramos en Cine y caderas. Tras esto paso al capitulo de comentarios, disensos o matizaciones. Un poco de polémica para animar el cotarro. John Gilgoud, era un actor teatral, eminentemente “shakespeariano”- Jesús, que palabro- De ahí a inducir que su histrionismo es medido o buscado…No se. En mi modesta opinión, la actuación de Louis Calhern, actor cinematográfico y por lo tanto alejado de afectaciones y vicios propios de las tablas, iguala, cuando no supera a la de sir John. Ojo, no por ello deja de ser uno de los mas brillantes actores de la historia. Por otro lado, nada que objetar a lo sobrevalorado de la carrera de Brando. El mayor éxito de Brando, es haberse convertido en el arquetipo de belleza masculina gay, vigente hasta la actualidad. Con esto no quiero entrar en valoraciones acerca de su orientación sexual, que no nos interesan ni incumben. Solo hago notar que, en cada libelo con publicidad de una sauna o similar, aparece un joven musculado, que sin saberlo –gay o hetero, la e.s.o., es la e.s.o- imita a Brando. Y mas con el look romano. Ideal de la muerte. La grandeza de William Shakespeare, es que retrata las complejidades del alma humana con infinidad de matices, sin dejar nada moralmente sentenciado con claridad. Ni buenos ni malos, para entendernos. La o las biografías a las que don Guillermo habría accedido, para elaborar la obra, debían hacer mas hincapié en los defectos de Cesar que en sus virtudes y la impresión general del libreto es la de un tirano. Pero no dejarse impresionar por las memeces de un adivino, solo retrata la actitud de un tipo valiente que no se deja arredar por pamplinas y gilipolleces. Bruto, claramente el mas honesto y bueno de cuantos roles encontramos en la obra; pues coño, mata a su padre. No se vosotros, pero a mi me parece un poco… Pero en lo que no estoy nada, nada de acuerdo, es en la valoración que haces de Antonio. El, aparte de sus evidentes miserias morales, encarna un valor ya raro en la antigüedad y en peligro de extinción en la actualidad: LA LEALTAD. “Vosotros diréis lo que queráis, pero Cesar era mi amigo y lo habéis matado. Por eso, ahora yo os voy a cortar los cojones”. Queda patente, que su intención, no es la de medrar, ya que para eso solo hubiera tenido que unirse a Casio y Bruto, que eran los que tenían la sartén por el mango con la aquiescencia de la plebe. Máxime en un tipo, sin interés alguno en la política. No recuerdo nada en la película, que nos lleve a la conclusión de que Antonio, este interesado en otra cosa que en la fiesta y la jodienda. De hecho, si hablamos de arribismo y ambición, ya lo señalas claramente en tu artículo, lo encontraríamos, en los magnicidas, o en algunos de ellos. Antonio tiene que sacar toda la fuerza de su brillante oratoria, para torcer una situación de clara desventaja. ¿Qué utiliza la demagogia? A mi entender lo que queda claro, es que la chusma es voluble y opuesta a la reflexión. Cuando Bruto, electriza a los romanos, justificando su crimen por la defensa de los valores de la democracia, no lo consigue por la creencia del vulgo en los mismos, sino por apelar a los sentimientos, enemigos de la razón y por ello tan apreciados por la masa, además de por sus vibrantes dotes de orador. Antonio pone su cómoda posición en riesgo, jugándosela a una carta, intentando torcer la opinión de la plebe.”Bruto será un hombre honorable, pero Cesar era mi amigo así que…” Que reconozca al final la grandeza de Bruto, no creo que sea un último gesto de honradez. “La vida es un pasillo oscuro, solamente iluminado de tanto en tanto, por la luz de algunos grandes hombres, que las mas de las veces son tus enemigos” como dice Teodoro en “El viento y el león”. Veo mas el drama de dos hombres que se admiran y se ven en la tesitura de tener que matarse. Probablemente el problema sea que el desagrado que nos produce a algunos Marlon Brando, contamine al personaje. Solamente cambiad imaginariamente, el rostro de Brando por el de James Stewart, por el de John Wayne, o por el de Mastroianni y tal vez mi reflexión cobre mas sentido. Bueno, me despido pidiendo disculpas por lo prolijo, por la falta de concisión y agradeciendo la paciencia. Desde mi habitación me reclaman dos damas para el tercer asalto. Una, morena y de gran parecido físico con Jennifer Tilly y su homérico airbag delantero, dominadora de las artes del Kamasutra y experta en posturas y tecnicas, de las que desconocía hasta el día de hoy su existencia. La otra, una rubita bellísima, mas pellejudita, de curvas breves y gatunas, de extraordinario parecido con Naoni Watts, versada en las mas sofisticadas técnicas del placer oral y el bondage extremo. No seria caballeroso hacerlas esperar mas. De hecho ya han empezado sin mí. Solo reiterar mis felicitaciones por el artículo y el blog en general. Un saludo. Anal Groove.

Añadir un Comentario: