MATAR A UN RUISEÑOR, O CUANDO EL BUEN CINE NUNCA MUERE.

Escrito por cineycaderas 08-02-2011 en General. Comentarios (2)

Es difícil hoy en día poder ver películas como Matar a un Ruiseñor en el cine. Siempre está el DVD como consuelo, pero no es lo mismo, no señor. Sin embargo, ante la alternativa de esperar años, quizá décadas, para poder revisar un título así, pues bienvenido sea el DVD.

 

http://cineycaderas.blogspot.es/img/01GUGINO02.JPG 

 

Nos acompañará Carla Gugino, actriz norteamericana que cumplirá este año los cuarenta.

 

Conocimos a Carla en "El Beso de Judas", una excelente película y nos enamoramos de ella. Después adelgazó y se puso huesuda e hizo American Gangster, sobresaliente obra de Ridley Scott.

 

http://cineycaderas.blogspot.es/img/01GUGINO03.JPG 

 

Afortunadamente, ha vuelto a entrar en razón. Es una de nuestras grandes amigas, y volverá regularmente por aquí.

 

Pero al tema.

 

Matar a un Ruiseñor. Está basada en un libro de Harper Lee, bla bla bla (Google, Wikipedia, ahí está todo, vosotros lo sabéis, yo también).

 

http://cineycaderas.blogspot.es/img/01GUGINO04.JPG

 

¿Qué diferencia a Matar a un Ruiseñor de otras películas? ¿Qué la convierte en única?

 

Primero, Gregory Peck. Uno de los mejores actores de la historia del Cine, con mayúsculas. Uno de los grandes. De esos actores que siempre podían encarnar al tipo del que todos nos fiamos.

 

http://cineycaderas.blogspot.es/img/01GUGINO08.JPG 

 

Convergen aquí uno de los grandes actores con uno de los grandes personajes de la litueratura universal. El punto en el que se juntaron Gregory Peck y Atticus Finch. Algo así tenía que pasar a la historia. Y pasó.

 

http://cineycaderas.blogspot.es/img/01GUGINO05.JPG  

 

Y eso que cuando uno empieza a ver "Matar a un Ruiseñor", piensa que va a ser un pastel, una historia familiar, una ñoñería...(Por cierto, ¿Qué palabra usaremos para definir ñoño cuando ya no podamos usar la eñe?. Ahí lo dejo....)

 

Pronto nos damos cuenta del error. Es la américa profunda, la américa de los malos, pero también de los buenos, juicios, mentiras, violaciones...

 

No, no es Disney. Es una película dura.

 

http://cineycaderas.blogspot.es/img/01GUGINO09.JPG 

 

(Sé que es algo que muchos hombres decimos a muchas mujeres con el único objetivo de llevarlas a la cama, y está mal, pero en este caso es verdad, fijaos y comprobad que Carla tiene unos ojos preciosos. En serio, joder)

 

Hay otro responsable de que Matar a un Ruiseñor sea una de las grandes obras maestras de la historia.

 

http://cineycaderas.blogspot.es/img/01GUGINO12.JPG 

 

Ya, ya sé que no le conocéis. Se llama Elmer Bernstein.

 

Este hombre compuso la música de Los Siete Magníficos o La Gran Evasión, por poner ejemplos de bandas sonoras que a todo el mundo le suenan. De esas y de muchas más.

 

Cuando uno oye la música de Matar a un Ruiseñor queda atrapado en ella para siempre.

 

Sí, algún retorcido psicópata podría decirme que el tema principal es muy parecido al intermedio de la ópera "Un ballo in Maschera" de Verdi. Es verdad, pero da igual.

 

http://cineycaderas.blogspot.es/img/01GUGINO11.JPG 

 

(Orgullosa de su planta, Carla Guguino rara vez posa totalmente de frente. Y muy, pero que muy bien que hace)

 

Me gusta siempre, y en todo caso, ver las películas en versión original. Y la voz de Gregory es extraordinaria, pero por una vez, reconoceré que el doblaje de Matar a un Ruiseñor es especialmente brillante. Al César lo que es del César.

 

Atticus es un ejemplo, es un molde. Uno piensa en Atticus y actúa. Sí, es verdad que el cine, al menos el cine de los años cincuenta, (Matar a un Ruiseñor es del 62) es tan bueno que puede que haya influido en nuestra forma de ver las cosas.

 

Pues que así sea.

http://cineycaderas.blogspot.es/img/01GUGINO10.JPG 

 

Toda la escena del juicio es sobrecogedora. Pero cuando Gregory Peck abandona la sala, y le vemos de espaldas, observado por el público, ay amigos, lo que yo hubiera dado por poder rodar una escena así.

 

http://cineycaderas.blogspot.es/img/01GUGINO13.JPG 

 

(Gugino de rubia. A mí me gusta más de morena, pero vamos, lo que se dice estar mal...)

 

 

El final de Matar a un Ruiseñor, con la fugaz aparición de Robert Duvall, es emocionante, y a la vez tenebroso, y a la vez entrañable, y al final, si no estás muy pendiente, lloras, así que cuidado. No es una película para hacerse el duro. Si queréis haceros los duros poned El Halcón Maltés o Los Sobornados. Con esas no se llora.

 

http://cineycaderas.blogspot.es/img/01GUGINO15.JPG 

 

(Indignante. Tantas y tantas fotos mostrando el canalillo de Carla. Qué poco respeto, ¿No os parece?)

 

http://cineycaderas.blogspot.es/img/01GUGINO16.JPG 

 

(Sin comentarios)

 

Es cierto que a todos nos hubiera gustado tener un padre como Atticus Finch. Por eso es tan grande esta película. Aporta moldes, aporta visiones de la vida, y terminamos por incorporarlas a nuestro bagaje.

 

http://cineycaderas.blogspot.es/img/01GUGINO17.JPG  

 

No dejéis de ver cine clásico amigos. Dentro de poco será todo lo que nos quede.

 

No es por ser cenizo, pero estamos en febrero y parece evidente que la mejor película de este año va a ser El Discurso del Rey, un filme aceptable, interesante, que en los años cincuenta habría sido una "película menor", eso si hubieran permitido rodarla.

 

En el 2011 va a ser la mejor película estrenada en el mundo. Así de fuerte.

 

http://cineycaderas.blogspot.es/img/01GUGINO30.JPG 

 

Así que conseguid Matar a un Ruiseñor, y si os sobra tiempo, también El Beso de Judas, donde veréis a Carla Gugino revolcarse entre las sábanas con no demasiada ropa.

 

http://cineycaderas.blogspot.es/img/01GUGINO20.JPG 

 

Y para Harper Lee, Robert Mulligan, Gregory Peck, Robert Duvall, Elmer Bernstein y demás "crew", como se dice, gracias, gracias por haber dejado algo que no pasará nunca de moda.