LA GENTE DE SMILEY

Escrito por cineycaderas 22-08-2011 en General. Comentarios (2)

Sigue vigente la saga del señor George Smiley, personaje creado por John Le Carré y que es una de las leyendas de la historia del espionaje.

 

 http://cineycaderas.blogspot.es/img/01SMP001.JPG

 

Sir Alec Guiness encarnó a George Smiley en las dos adaptaciones de la BBC para las novelas largas, a saber, "El Topo", y "La Gente de Smiley". Grandes actores como James Mason o Denholm Elliott también encarnaron a Smiley en obras que tuvieron, injustamente, mucha menor repercusión.

 

http://cineycaderas.blogspot.es/img/01SMP01.JPG 

 

Nos va a acompañar en este paseo Kate Winslet, la mejor actriz de su generación, quizá la mejor actriz en activo, y que últimamente ha posado para una serie de reportajes en un intento de demostrar lo guapa que está, y lo ha conseguido rotundamente.

 

Aunque el personaje de George Smiley aparece en varias novelas, se considera que existe algo llamado "La Trilogía de Karla", que son las tres grandes, en las que nuestro George se enfrenta al temido líder de los servicios secretos soviéticos.

 

http://cineycaderas.blogspot.es/img/01SMP02.JPG 

 

Estas novelas son "El Topo", también llamada "Calderero, sastre, soldado, espía", "El Honorable Colegial" y "La Gente de Smiley".

 

La Gente de Smiley se publicó en 1979 y podríamos decir que es la batalla final entre un ya retirado George Smiley y Karla, a quien llaman así por la primera red que formó, en los años treinta. (Todas las referencias son al siglo pasado, o sea el XX, o sea el veinte, vamos).

 

http://cineycaderas.blogspot.es/img/01SMP03.JPG 

 

George Smiley es, en las obras, un espía mayor, retirado, incluso acabado. Su mujer es un poquito, bueno, digamos que colecciona amantes aunque luego siempre vuelve a él.

 

Smiley lleva ropa muy cara pero siempre va mal vestido. Tiene unas gafas gruesas, que le hacen parecer medio bobo, conduce muy mal y, para concluir, digamos que las relaciones personales no son su fuerte.

 

http://cineycaderas.blogspot.es/img/01SMP04.JPG 

 

 

Nada de esto importa, porque cuando hay un caso entre manos, Smiley es tenaz, brillante y con una capacidad de análisis inigualable.

 

Pero en La Gente de Smiley hace ya tiempo que se retiró, aunque dirigía el servicio secreto británico, pero su nula capacidad para las relaciones públicas le hizo perder pie, y decidió volver a estudiar a los poetas alemanes y alejarse del mundo.

 

Y tal y como el propio Smiley había dicho en ocasiones, "No hay nada peor que un viejo espía con prisas."

 

http://cineycaderas.blogspot.es/img/01SMP05.JPG 

 

Y es otro viejo espía con prisas, ya retirado, también acabado y desprestigiado, el General Vladimir, el que reabre un asunto del pasado, de forma rudimentaria, porque el otrora general es hoy en día un jubilado que vive en Londres y que ni siquiera tiene pasaporte. Apartado, pasado de moda, en el fin de su vida, el viejo general se embarca en una aventura privada.

 

Es solamente el principio del libro cuando  el general Vladimir aparece muerto en Hampsted Heath, un parque de Londres, mientras acudía a entrevistarse con los servicios secretos británicos.

 

Vladimir ha muerto. Por lo tanto, su investigación era correcta.

 

http://cineycaderas.blogspot.es/img/01SMP06.JPG 

 

(no debo hacer comentarios sobre estas fotos porque entonces me pierdo. Es quizá injusto que siendo la mejor actriz del mundo Kate Winslet sea también una de las mujeres más hermosas de la tierra en impresión de este cronista. Para mayor surrealismo, su marido se divorció de ella. ¿Alguien lo entiende?)

 

Quien busque frenéticas escenas de acción, espías guapos y bien vestidos, hoteles lujosos, glamour, vestidos de raso y elegancia, es evidente que NO debe leer a Smiley.

 

Aquí todo son fracasados, medio psicópatas, ladrones, incluso tipos honrados y decentes como Smiley, decepcionados de la idea de construir un mundo mejor. Todo es una mierda, todo es sórdido.

 

http://cineycaderas.blogspot.es/img/01SMP07.JPG 

 

Pero en ese mundo tan cercano, tan penosamente real, también hay héroes. También hay gente que tiene una cara y la otra.

 

Otto Leipzig, ladrón, estafador, proxeneta, que ha estado en mil cárceles, pero que cuando tiene que volver a luchar saca lo mejor de sí mismo y construye una investigación prodigiosa.

 

Otto Leipzig, que sabe que se ha acercado demasiado al Genio.

 

http://cineycaderas.blogspot.es/img/01SMP08.JPG 

 

Porque a Karla le llaman El Genio, no porque sea muy bueno, que obviamente lo es, sino porque todo el que se acerca demasiado a él se queda dormido.

 

Escalofriante frase, y Otto, luchando solo contra los servicios secretos soviéticos, se acerca demasiado a Karla y finalmente, duerme.

 

Estamos en el final de los años setenta, sin móviles, in Iphones, sin internet, pero eso no significa que los secretos no se guarden celosamente.

 

Leer a Smiley nos prepara para ser los mejores espías, para no hablar dentro de cuatro paredes, para no llamar si no es desde una cabina telefónica, para llevar el maletín en una mano o en otra si queremos transmitir el mensaje de que todo va bien o de que hay problemas.

 

 

http://cineycaderas.blogspot.es/img/01SMP12.JPG 

 

A pesar de que las tramas están construidas con un talento excepcional, lo más brillante en el universo de John le Carré son los personajes. Por regla general tendremos a un protagonista, como Smiley, y a un coro de personajes secundarios, cada uno más fascinante que el anterior.

 

http://cineycaderas.blogspot.es/img/01SMP13.JPG  

 

Por eso tenemos a Toby Esterhase, húngaro nacionalizado británico, de quien Smiley fue mentor, y que luego ingresó en los servicios secretos, hizo una carrera prometedora pero también acabó en la calle.

 

Y ahora, el bueno de Toby trafica con obras de arte, negocio sospechoso, turbio, y nunca sabemos a qué carta quedarnos con él. Salvo cuando, al igual que Otto Leipzig, llega el momento de la verdad, y ahí sabemos que Toby estará a la altura.

 

http://cineycaderas.blogspot.es/img/01SMP14.JPG 

 

Y Grigoriev, un economista ruso, atrapado en una descomunal conspiración, acosado, descubierto y chantajeado. Un hombre noble, con buenos sentimientos, metido en el fuego cruzado y terrible de lo más sucio de los servicios secretos de ambos bandos.

 

http://cineycaderas.blogspot.es/img/01SMP15.JPG 

 

 

Sin olvidarnos de "los políticos". Oliver Lacon, ese siniestro enlace entre el Ministerio y los servicios secretos, el tipo que siempre cae de pie, el cabrón redomado quie siempre busca a quién echar la culpa de algo para quedar limpio. Muy, muy familiar nos resulta.

 

Y los amigos, los amigos de verdad, el antiguo número dos de Smiley, Peter Guillam, ahora trabajando en París, maduro y casado con una bella joven francesa, pero que sabe cual es su obligación cuando las cosas se ponen feas.

 

http://cineycaderas.blogspot.es/img/01SMP071.JPG 

 Y la saga nunca muere. Parece ser que este otoño se le dará una nueva vuelta a la trilogía, empezando por "El Topo", y con Gary Oldman y Colin Firth encabezando un muy interesante carte. Espero que tengan éxito.